¿Quieres hacer Teatro?

¿Quieres hacer Teatro?
haz click en la imagen

martes, 7 de octubre de 2008

Recordar es Vivir... Elluz Peraza: “Todavía me siento Miss Venezuela”

El día de hoy les traemos a todos ustedes un gran reportaje escrito por el columnista del diario La Voz, Diego Kapeky, acerca de Elluz Peraza... no me queda mas que decirles a todos que lo disfruten!
Sumario:
La reina de belleza que hizo historia al renunciar por amor, es ahora una primerísima actriz que goza de la admiración del público, dentro y fuera de las fronteras. Más de tres décadas han transcurrido desde que el país la vio entregar la banda de Miss Venezuela 1976 al día siguiente de haberla ganado. Entendidos en la materia aseguran que con su renuncia, se perdió la posibilidad de tener a nuestra primera Miss Universo. Hoy, a tres días de la edición 2008 del concurso, la otrora ex reina, nos cuenta su historia, una historia que a pesar de ser ampliamente conocida, nunca deja de sorprendernos.
Foto 1: Elluz Peraza la reina más corta de la historia y una de las más bellas mujeres que ha pasado por Miss Venezuela.

Nací en Caracas, el 26 de enero de 1958. Soy la menor de siete hermanos. Yo viví en Baruta hasta los ocho años, cuando mi padre, alentado por los hijos que habían emigrado, decidió irse también a los Estados Unidos, específicamente a Maryland, donde permanecimos durante tres años.
Foto 2: Aquí hermosa y enamorada el día de su boda por la iglesia con Neomar Bruzual, quien gracias a un helado, la convirtió en su flamante esposa.
Después regresamos a Caracas y aquí continué mis estudios. En 1976 empecé a estudiar Publicidad y mercadeo. Entonces yo vivía en La Boyera. En una ocasión estaba esperando un carrito cuando pasó Sixto Bermúdez, que era presidente de Miss Venezuela en aquel momento, con una amiga mía. Al ver que ella me saludaba al pasar, Sixto le preguntó que quién era esa joven tan bella y cuando ella le dijo mi nombre debió recordar que me había conocido en el Miss Princesita porque frenó el carro y me ofreció llevarme hasta el liceo. Durante todo el camino me fue hablando de Miss Venezuela, tratando de convencerme para que me inscribiera. Le dije con toda firmeza que no estaba interesaba.
Unos días después volvió a llevarme al instituto y entonces me comentó que él conocía a mi papá, que sabía que era llanero, y que necesitaba su teléfono para proponerle un negocio. Y yo se lo di. Cuando llegué a la casa esa tarde los conseguí a todos alborotados con la noticia de que yo iba a participar en el Miss Venezuela. Me negué durante una semana pero al final accedí. Comencé a asistir a las reuniones, a los ensayos y me metí en ese mundo, más que todo por complacer a mis padres. En esa época era distinto: no teníamos que pesar 52 kilos, aunque yo llegué a pesar 54 (ahora peso 64 kilos); pero era otro estilo, yo siempre he sido rellena de piernas. Tampoco nos enviaban a los cirujanos, esa tradición se inició con Maritza Sayalero.
Lo único que tuve postizo fue una trenza que usaba para hacerme el moño más abundante porque ellos decidieron que el look que más me lucía era el del cabello recogido. Y sigo pensando que tenían razón. Para la época en que me inscribí en el Miss Venezuela ya llevaba un año y medio de amores con mi novio, pero a partir del momento en que entré al concurso casi no nos podíamos ver. Llegó el día de la elección, gané y me coronó Maritza Pineda quien, por cierto, había competido conmigo en el Miss Princesita.
Foto 3 y 4: En todo el esplendor de su infinita belleza, Elluz posa como Miss Guarico, su look chic y elegante fue copiado por muchas mujeres de la alta sociedad.
Al día siguiente, cuando vinieron los periodistas, salí medio aturdida porque me había acostado a las cuatro de la mañana después de una fiesta improvisada en mi casa. Los periodistas estuvieron haciéndome preguntas y tomando fotografías hasta el mediodía. Mientras, mi novio esperaba en la calle el momento de verme. Cuando por fin se fueron los reporteros, mi novio entró, nos fuimos al patio trasero de la casa y mi papá se sentó enfrente con un periódico delante. El único sitio a donde me dejaban salir sola con mi novio en esa época era a comer helados. Y en media hora tenía que estar de vuelta. 'Papá', le dije, '¿podemos ir a comer un helado?'. Mi papá me dijo que no. 'Por qué', le dije, 'dame una razón'. 'Porque ya tú no eres Elluz Peraza, tú eres Miss Venezuela. No acepté esa razón y le dije que aunque tuviera siete coronas en la cabeza yo seguía siendo la misma y que inmediatamente me iría a comer un helado. -Bueno, váyanse -me contestó papá, disgustado. Regresé al otro día, casada. Cuando íbamos camino a la heladería, mi novio comenzó a hablar de lo mucho que me extrañaba y, como estaba seguro de que yo ganaría el Miss Universo, temía que entonces sí es verdad que no me vería nunca. Me propuso que me casara con él y que acabara con todo aquello de una sola vez. Y yo acepté. No pensé en mis compromisos con la organización Miss Venezuela ni en el contrato que había firmado. Estaba, literalmente, hasta la coronilla de todo aquello. Llamé a mi casa y participé mi decisión. Buscamos dos amigos que nos sirvieran de testigos y fuimos a casa de un juez que nos dijo que lo buscáramos a las siete de la mañana del día siguiente. Dormimos, con los dos testigos, en el carro, estacionado en la Plaza Venezuela. Al amanecer desperté y vi la hora en el reloj de La Previsora. Eran las seis y media. Desperté a los demás y nos fuimos a casa del juez. Al llegar a mi casa encontré a mi hermano y a mi cuñada con los pelos parados. Mi mamá temía que fuera presa por la demanda que me pondría la organización del concurso. Nada de eso ocurrió. Y creo que más bien me vi favorecida por aquella apresurada decisión. La renuncia "por amor" y el escándalo que se produjo fue lo que me llevó a desembocar en la actuación. Fue tal la alharaca que se armó en torno a mi renuncia a Miss Venezuela que me hice célebre de la noche a la mañana y comenzaron a ofrecerme papeles de actriz. Hoy a mis 50 años, siento que la gente me quiere y recuerda, que aún levanto pasiones, es que todavía a veces, me siento Miss Venezuela.
Foto 5: Aquí la imponente Elluz, con su sequito de finalistas. A raíz de su renuncia, la primera finalista ocupó su lugar. ¿Su nombre? Judith Castillo Uribe.
Foto 6: La belleza de Elluz a los cincuenta años de edad se mantiene inalterable, sin cirugías, ni artificios. ¡Esplendida!

2 comentarios:

Diverso Magazine dijo...

Recuerdo la novela protagonizada por Elluz Peraza y Jose Bardina llamada "Cumbres borrascosas" y su película "Los Tracaleros" con Toco Gómez y Orlando Urdaneta, desde allí cualquier cosa que recuerdo de ella es sencillamente estupenda !!!
Un maravilloso ser humano que lo dejo todo por lo que hoy en día muchas estarían dispuestas a todo. Un caso único y maravilloso! la admiro.

luis dijo...

bueno es una de las mejores primeras actrices de vzla balumba 76 cumbres borrascosas 76-77 el escandalo 77 sus tres primeras novelas,solo al sr arquimedes rivero se le ocurrio que este mujeron no podia seguir siendo prot.a los 32 años,por favor hasta cuando tendran a ese señor como el dios de las telenovelas pura bulla.

Chat TodoMissVenezuela